Como elegir un buen pintor

Nuestros hogares es uno de los aspectos que mas nos preocupa a la hora de personalizar nuestros espacios o viviendas ya que deben de tener unos acabados finales perfectos  y que concuerden con el resto de los elementos del estancias.

Antes de empezar a pensar en colores, formas y cuales van a ser los resultados finales de nuestro proyecto de pintura, debemos de elegir un buen pintor para que lleve a cabo nuestras indicaciones. Nuestras expectativas y  conocimiento de llevar a cabo un trabajo de pintura limpio, de calidad y en el menor tiempo posible. Para ayudarte con ello, aquí puedes encontrar una serie de trucos y consejos para elegir un buen pintor en Valencia para tu próximo proyecto en tu vivienda, comercio o negocio.


1. El Boca a Boca

Sin duda, es el método más antiguo, pero el más efectivo. No hay nada mejor que saber la opinión de un amigo o familiar para el que esos profesionales ya han trabajado. Ellos te podrán indicar si son limpios, rápidos, sobre la calidad de la pintura, etc. Preguntar a las personas más cercanas si ellos te los recomendarían para tu proyecto.

 

2. Pedir referencias y muestras

No tengas miedo en pedir muestras, referencias o fotos de otros trabajos. Además, los pintores siempre suelen llevar un portfolio de trabajos anteriores que quizás te puedan brindar una idea para tu proyecto.

 

3. Experiencia, consejo y trabajos realizados

 Asegúrate de que tratas con un pintor con experiencia y años de oficio. Un verdadero profesional podrá aconsejarte sobre qué tipo de pintura sería la más conveniente para cada estancia,cada superficie, qué colores y acabados usar, conocerá las últimas tendencias en pintura decorativa  y podrá enseñarte fotografías de trabajos realizados para darte ideas y valorar su trabajo.

 

4. Los plazos de realización

Este es un punto clave a la hora de elegir un buen pintor, puesto que el cliente quiere tener todo terminado a la mayor brevedad posible. Hay trabajos que requieren mas tiempo, pero lo aconsejable es acordar de antemano los plazos con el pintor elegido. A veces, hay imprevistos, por lo que hay que contar con ello y no ceñirse demasiado al plazo acordado y, otra veces, quizás se necesite medio día más para poder dar los últimos retoques, cosa que no debería importarte.

 

5. Tipo de pintura que se va a emplear

Pregunta al pintor sobre los tipos de pintura y materiales que se van a emplear para el trabajo,  la calidad de la pintura siempre va ligada al precio. El presupuesto mas económico seguro que no empleará las misma calidad de pintura que el mas caro. La calidad de la pintura, los mejores colores, si es lavable, si es resistente a las manchas, etc., son datos importantes a tener en cuenta y de las que el pintor podrá informar sin problema. La calidad de la pintura va directamente ligada con el resultado final del trabajo.

 

6. El presupuesto

Quizás este sea uno de los puntos que más preocupe a la hora de elegir un buen pintor. Pero recuerda que la premisa «lo barato sale caro», es cierta. Pregunta que te desglosen los precios de cada elemento del proyecto, de los materiales, de la mano de obra, y si fuera necesario, con las fichas técnicas de los productos que se van a emplear. Ten en cuenta que el precio final va en función de la complejidad del trabajo, si hay que mover muchos muebles, si las paredes están en malas condiciones, etc. 

 

7. Tipo de empresa

Hay que tener en cuenta el tipo de profesionales que necesitas para tu proyecto. Tanto un autónomo como una gran empresa lo podrán hacer, lo que se debe valorar es que sean profesionales con experiencia y el personal necesario para ello.

 

8. Garantía y formas de pago

Consulta con el pintor la garantía que ofrece por el trabajo y sobre la forma de pago. Normalmente, no se debería pagar el importe integro antes de acabar el trabajo. Pide un presupuesto escrito antes de contratar el trabajo. Vale más dejar las cosas claras de antemano y evitar problemas.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0